Recursos

Cápsula Educativa

Construyendo resiliencia en nuestro entorno cotidiano 5° básico

DATOS BÁSICOS

Amenaza Asociada Terremotos, Otras
Curso 5° Básico
Ámbito/ Asignatura Tecnología
Objetivo curricular

TE05 OA 01: Crear diseños de objetos tecnológicos, representando sus ideas a través de dibujos a mano alzada o modelos concretos, desde ámbitos cercanos y tópicos de otras asignaturas, con orientación del profesor.

TE05 OA 02: Organizar las tareas para elaborar un objeto tecnológico, distinguiendo las acciones, los materiales y las herramientas necesarias para lograr el resultado deseado.

TE05 OA 04: Probar y explicar los resultados de los trabajos propios y de otros, de forma individual o en equipos, dialogando sobre sus ideas y señalando cómo podría mejorar el trabajo en el futuro.

Tiempo estimado de la actividad De 2 a 3 horas lectivas (entre 90 y 135 minutos)
Desarrollado por Pilar Stöwhas para Itrend
Pilar Stöwhas es profesora de Artes Visuales y Tecnología, Artista visual y Restauradora

INTRODUCCIÓN

Imagen de portada, Crédito: Adobe stock.

Concepto de conservación preventiva

Se sugiere introducir la clase presentando el concepto de conservación preventiva. Este se refiere a una acción anticipada que tiene por objetivo evitar un daño a una obra de arte. Bajo la consigna “es mejor prevenir que curar”, las personas que están a cargo de objetos de arte en museos, colecciones privadas o cualquier lugar de exhibición tienen muy claro cómo montar y asegurar las obras para evitar que se deterioren bajo los diversos agentes que pueden causar daños. Entre estos agentes se incluyen las fuerzas físicas (movimientos telúricos), agentes de deterioro (temperatura y humedad muy bajas o muy elevadas), contaminantes, plagas, agua, fuego y luces de diversas longitudes.

La conservación preventiva es algo similar a lo que debemos hacer cuando practicamos un deporte riesgoso. En esos casos usamos casco, rodilleras, cuerdas de seguridad para escalar un cerro, protección dental si jugamos hockey… Estos implementos los usamos para prevenir una fractura, corte o lesión. Incluso cuando estas heridas no son graves ni dejan un daño permanente, pueden dejar cicatrices permanentes y dolor temporal.

Dado que Chile presenta constantes movimientos telúricos, deberíamos tener presente que en cualquier momento puede ocurrir un sismo y que con el movimiento se pueden caer algunos objetos en nuestro entorno. En particular, en el terremoto de febrero de 2010, los museos, galerías, iglesias y colecciones privadas, no sufrieron grandes daños, ya que el concepto de conservación preventiva fue ejecutado con gran efectividad; a diferencia de algunos laboratorios químicos donde se cayeron, rompieron o incendiaron sus compuestos y se perdieron muchos cultivos de estudio.

En nuestras casas, sin ser profesionales de la conservación, también podemos realizar nuestras acciones preventivas, para estar preparados y preparadas ante terremotos y no lamentar pérdidas ni accidentes.

DESARROLLO: IDENTIFICANDO Y SOLUCIONANDO PROBLEMAS EN NUESTRO ENTORNO COTIDIANO

El objetivo de las actividades es que las y los estudiantes logren reconocer problemas y llevar a cabo sus soluciones, particularmente en el ámbito de movimiento telúricos en nuestro entorno cotidiano.

Para empezar, se aconseja preguntar a las y los estudiantes qué entienden por problema. Se debe enfatizar que no todas las situaciones que se nos presentan difíciles son un problema. Por ejemplo: si queremos dormir siesta y el timbre no funciona, esto podría ser una bendición. Pero si esperamos a alguien, probablemente el tema nos incomode y deseemos solucionarlo. Por lo tanto, se puede concluir que no todas las situaciones son problemas para todos. Entonces, ¿qué convierte a una situación en un problema? Podríamos decir que una situación es nuestro problema cuando su solución es una necesidad para nosotros.

A continuación, se sugiere hablar del concepto de conservación preventiva y cómo sus preceptos se utilizan para salvaguardar obras de arte frente a situaciones inesperadas como desastres. Se puede preguntar a las y los estudiantes cómo creen que las medidas de la conservación preventiva se utilizan en los museos, galerías o depósitos de obras de arte y si creen que algunas de estas técnicas se pueden usar en la vida diaria.

Después se puede centrar la discusión en torno a los sismos. Incluso un sismo de intensidad moderada puede provocar la caída de objetos, el desencaje de puertas o la ruptura de cañerías de agua y gas. Si las y los estudiantes han vivido algún sismo, se les puede preguntar y qué hicieron en ese momento. También sería importante preguntarles si saben qué deben hacer en caso de sismos y cuáles son los riesgos potenciales, qué podrían hacer para evitar o mitigar daños. Qué rol cumple la prevención en este tema. Siguiendo esta línea, se aconseja hablar sobre el concepto de resiliencia ante desastres.

ACTIVIDADES

Actividad 1: problemas y soluciones para la sala de clases

Que las y los estudiantes analicen la sala de clases en busca de problemas relacionados con posibles riesgos o daños que podrían causar los movimientos telúricos. A continuación, deben proponer posibles soluciones a estos problemas utilizando objetos tecnológicos. El objetivo es que las soluciones las busquen entre todos y que argumenten por qué las elegidas son las más efectivas, eficientes o útiles en el contexto de la prevención.


Actividad 2: problemas y soluciones para el hogar

Esta es una actividad que la o el estudiante deberá realizar en conjunto con el grupo familiar: buscar en su hogar 10 potenciales problemas que puedan ser un riesgo en caso de sismo. Además, deberán considerar posibles soluciones para cada uno de los problemas identificados. Las soluciones deben apuntar a la prevención o mitigación y deben ser factibles de realizar en su hogar (por ejemplo, no resulta factible instalar nuevos cimientos resistentes a sismos en un edificio o una casa habitados).


Actividad 3: poniendo en marcha sus proyectos

Se recomienda presentar con anticipación los componentes del método de proyectos (para ello, se sugiere revisar el documento descargable en la columna derecha).

Las y los estudiantes deberán entonces elegir 3 de los problemas que hayan detectado y desarrollar los pasos de un anteproyecto, para practicar el método de trabajo. Esta parte de la actividad es individual.

Cada estudiante elegirá entonces un problema de los desarrollados en el anteproyecto y continuará con los pasos del proyecto, todo esto de forma individual.

Posteriormente, se propone generar grupos de trabajo de dos o tres estudiantes quienes elegirán uno de los proyectos individuales y lo desarrollarán como grupo, considerando el proyecto que sea más factible de aplicar en diversos hogares para evitar daños y reducir los riesgos causados por un sismo. Cuando elijan su problema, deberán implementar el método de proyectos entre todo el grupo: cada integrante dará una posible solución y el desarrollo del proyecto se hará de forma grupal. Para esto, deben elegir una solución: diseñar un objeto planteado por algún integrante.

La actividad en su totalidad tendrá dos etapas:

  • Diseñar el objeto y crear bocetos en clases.
  • Evaluación grupal: cada grupo presentará frente al curso el desarrollo de su proyecto para recibir retroalimentación de su posible efectividad. Se debe compartir cómo surgió la idea, cómo abordaron el tema de la prevención, pasos del método de proyecto, cómo la resiliencia se ve reflejada en las decisiones tomadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Método de proyectos.

RESUMEN DE ACTIVIDADES: PASO A PASO

  1. Comenzar investigando, de forma individual, 10 problemas o necesidades que detecten en sus casas para luego dar posibles soluciones a cada uno con objetos tecnológicos que puedan realizar.
  2. Elegir 3 de sus problemas detectados y desarrollar, de forma individual, los pasos del anteproyecto para conocer el método de trabajo.
  3. Elegir un problema de los desarrollados en el anteproyecto y continuar individualmente con los pasos del proyecto.
  4. Generar grupos de dos o tres estudiantes. El grupo deberá elegir uno de los proyectos individuales y desarrollarlo como grupo. Cuando tengan elegido su problema, deberán implementar el método de proyectos de forma grupal. Cada integrante deberá proponer una posible solución y, finalmente, desarrollarán su proyecto para aprender las etapas.

REFLEXIÓN

Luego de que los grupos hayan entendido cómo se determina un problema, cómo se buscan las soluciones y se demuestra la factibilidad de dichas soluciones, se sugiere incitar a las y los estudiantes a que compartan con el curso si la actividad cambió su percepción sobre la prevención de riesgos. También se les puede preguntar por qué creen importante estar preparados ante un evento sorpresivo, si notaron un cambio positivo en sí mismos o su entorno.

Asimismo, también podrían compartir sus impresiones sobre el trabajo grupal: ¿fue este un aporte? ¿Qué ocurrió cuando discutieron las soluciones como grupo, contraponiendo diversos puntos de vista? Finalmente, se sugiere debatir como curso qué papel creen que juega la resiliencia en la prevención o mitigación de problemas por sismos y los fenómenos naturales en general.